Blogia

anamayoral

Siempre el sol

Se anuncia una sequía apocalíptica y al día siguiente la lluvia barniza las calles, da lustre a los polvorientos árboles y dota de cualidades resbaladizas al empedrado. La mañana es triste. No por la lluvia tan deseada, sino porque la tristeza se escapa de los poros de mi alma, enturbiando el cielo, empañando los cristales de mi casa.  Tengo derecho a sentirme triste, a que la pena me visite unas horas, a que las sombras me abracen sin consuelo. Pero también me siento en la obligación de sacudirme, de desembarazarme del pesar y mirar a través de las nubes. Y detrás de las nubes siempre espera el sol.

las palabras

A veces

Cuando las palabras sobran

Solo nos queda la palabra.

Cuando las palabras no bastan

Solo nos quedan las palabras.

Palabras para denunciar tanto dolor

De tanta gente

Que desaparece en el silencio

De nuestras bocas sin alma,

Almas que nos parecen lejanas,

Y su dolor leve 

Es cosa de los telediarios.

A veces, ante tanto dolor ajeno

Pierdo la palabra,

Y me oculto entre la vergüenza inmensa

Que me produce tanto dolor ignorado.

Más moda: vocabulario imposible

Desde hace años me percato de la invasión del idioma inglés -que por otra parte adoro- en las revistas de moda. La verdad es que se hace ya muy pesado. Lo que podía ser algo refescante (cool) se está convirtiendo en un castigo. Ya nadie escribe sobre una cazadora de cuero de toda la vida, ahora es un perfecto. Los trajes son outfits, y los tacones estiletos o algo así. La barra de labios es el rouge, el colorete el blush y el cepillado del pelo brushing. Por no hablar de que ahora no se corre, se hace running. Todo esto es innecesario. Si que es verdad que te permite aprender vocabulario por si te enfrentas a un texto en inglés. Pero claro, de los que no tiene mucha miga. Y como decía en el artículo anterior, están las it girl, el front row de los desfiles de moda y la kissing room donde se dan palmaditas tras finalizar el show.

Todo ello no me hace cambiar de opinión. La moda nos divierte y nos asombra, a pesar de esa colonización lingüística.

Bloggers de moda y otras cosillas del gremio

Nada más comenzar me percato de de que en lugar de Bloggers debería comenzar este artículo con Bitacoreros o algo así. Más que nada para ser coherente con lo que viene a continuación.

Este fenómeno de las bitácoras o blogs de moda no deja de sorprenderme. Más aún me llama la atención el universo de las it girls, o sea, de las mujeres que se toman como referencia a la hora de buscar nuevas tendencias o copiar vestimentas. Este movimiento ha provocado que se pierda el misterio. Me explico. Hace años veías una foto en una revista de esas mujeres e inmediatamente te preguntabas de quién era el vestido, quién la había peinado o de qué marca eran los zapatoss. Hoy el misterio está resuelto. Te muestran un conjunto ideal y te revelan de que diseñador o marca son cada una de las piezas que llevan puestas. Y nada, a copiar el modelito, a aplicarte las cremas que dejan esa piel maravillosa para ver si nos parecemos un poco a nuestra estrella favorita.

Por otro lado, es de agradecer que las diosas que están en el candelero compartan sus secretos, sobre todo cuando los precios de las prendas, accesorios y potingues varios son asequibles.

De todos modos no debemos olvidar lo que decía mi madre: "cuando alguien tiene buen tipo da igual que se vista con un saco de patatas". Y esa falda de trapillo que luce la chica de moda en su blog a nosotras nos queda como a un Cristo dos pistolas. Sin olvidar que los maravillosos zapatos nos pueden destrozar los pies, si es que conseguimos dar un paso con ellos.

También me sorprende -aunque yo también soy un ejemplo de ello en esta bitácora- ese afán de exhibición que tanto propicia la red. Lo que me lleva a la sección de mi admirada Eva Hache en la revista Elle. En ella una lectora le comenta algo así como que no dispone de ropa tan desfasada y estrambótica que acumulan algunas blogueras en sus conjuntos. Estoy totalmente de acuerdo con Isabel Bernardo, de orense. A mi me da la sensación de que cogen lo más extraño que aparece en un baúl de los recuerdos o en un saldo de mercadillo y se lo ponen todo junto para ser más originales. Especialmente me horrorizan las que mezclan estampados que dan dolor de ojos y encima se ponen zapatos con calcetines. Gracias Eva por tu sección. Te alegra el día con esa brisa de sensatez.

Sólo espero que los blogs no nos priven del placer de comentar con las amigas las prendas que has adquirido y escuchar cómo les gusta el vestido que has comprado por cuatro perras.

Por cierto, un consejo para ir de compras en tiempos de crisis: Sal de casa con unos taconazos incómodos. irás divinísima pero no caminarás más de 100 metros y gastarás tan sólo en un café para coger fuerzas y en un taxi para volver a casa. Ahorrarás en la adquisición de prendas que realmente no necesitas y no te caben en el armario, y por lo menos les dará el aire a esos zapatos que te compraste en las rebajas aunque sabías en el fondo de tu alma que no los soportarías. Yo tengo unos cuantos pares de esos. Ya es hora de sacarles de paseo.

 

PERDÓN a los lectores que esperaban que el primer artículo después de tantos meses fuera más profundo. Lo siento. Todo lo que veo a mi alrededor es tan duro que sólo quiero brindarles un rato de sandeces para poder sobrevivir el día a día.

 

 

Libros olvidados

Una noticia televisiva me recuerda aquel lugar mágico: El cementerio de los libros olvidados que aparecía en la novela La sombra del viento. Una cadena hotelera guarda los libros que los huéspedes olvidan -de manera deliberada o por descuido- en las habitaciones. Como es lógico, sus títulos coinciden con los más vendidos del momento. Los recogen y ofrecen a los clientes, o bien los donan. Ese es el destino de los libros sin dueño.

El otro día fui testigo de un acto de bookcrossing: un hombre dejó en el banco de un parque un ejemplar de una novela de Mary Higgins Clark. "Se ha olvidado el libro", le grité cuando se marchaba. "No", me contestó sonriendo. "Lo he dejado para otra persona".

No me atreví a cogerlo. Pero de lo que me arrepiento es de no haberme quedado para observar quién sería su futuro lector, cómo lo descubriría y cómo se lo llevaría. Ahora la historia se ha quedado incompleta y sólo me resta imaginar lo sucedido, que también tiene sus ventajas.

 Los libros guardan secretos y sus lectores muchos más. Nuestra imaginación puede transformar un hecho sencillo en un fenómeno mágico, plagado de misterio. ¿Cómo son las vidas de los que olvidan y de los que encuentran? ¿Qué ocurriría si supieran unos de los otros?

Otro Caleidoscopio en diciembre

Me ha llegado un mensaje de la Tertulia Caleidoscopio. Un correo que me ha alegrado muchísimo: en diciembre tendremos otro ejemplar de la revista para disfrutar. En estos tiempos, en los que la cultura no es una prioridad sino casi un privilegio,esta noticia aparece como un milagro. Espero poder participar en este festín literario.

Caleidoscopio Nº 12 y Feria del libro

Ya hemos liberado la revista caleidoscopio  a su destino habitual y primigenio: la Feria del Libro de Burgos, para que los libreros la obsequien a los lectores cuando realicen sus compras. También puede obtenerse en las bibliotecas, centros culturales, etc.

Hemos procurado que sea una revista con la misma calidad en papel de estos últimos tiempos, así como el contenido, que en esta ocasión va dedicado especialmente a Bernardo Cuesta y a Jorge Villalmanzo.

Es quizás esta la última ocasión para posar nuestros ojos en este caleidoscopio literario. Revista que nació con una gran modestia pero con enorme ilusión. Mucho me temo que iniciamos un paréntesis en el que la revista no saldrá en papel, y no porque nos hayamos vuelto ecologistas de pro sino porque ya no disponemos de las subvenciones de cajas y del ayuntamiento. Quiero hablar de paréntesis y no de final, porque me niego a perder la esperanza de que la situación mejore y volvamos a tener una revista literaria gratuita en la ciudad. Por nuestra parte, seguiremos escribiendo y creando poemas, historias, y ya veremos la forma de hacerlas llegar a los ciudadanos.

Mil gracias a todos los que habéis colaborado con la revista durante estos años y a los lectores. Un fuerte abrazo a todos.

De tacones y mujeres

Hablando de tacones, ya existe una corriente -al menos de periodistas- de mujeres que se niegan a subirse a tacones imposibles. Los tacones, que nos hacen más altas y estilizadas, también nos destrozan los pies inútilmente. Algunas periodistas manifiestan en sus artículos su intención de abandonar los tacones, y otra presenta un programa de máxima audencia cómodamente calzada con zapato bajo. La verdad es que las mujeres nos complicamos la vida solitas, no nos conformamos con arreglarnos para salir y tenemos que ir de punta en blanco al trabajo subidas en plataformas cada vez más absurdas. Los diseñadores colaboran con esta locura poniendo a nuestra disposición zapatos impensables hace unos años. Yo misma sucumbí a unos que estaban muy baratos y que aún no he sido capaz de calzarme, pero hace tiempo que abandoné los tacones para el trabajo y los dejo para contadas ocasiones, tan contadas, que ya ni sé caminar con ellos, y creo que los dejaré definitivamente. Quedarán bonitos en una estantería y mis pobres pies, aliviados.

Respecto al texto sobre la mujer real

Pues nada, si Vargas Llosa dice que no es suyo y que es algo cursi, allá él. A mí y a unas cuantas nos había hecho ilusión el homenaje a la mujer real, a la que está en la calle y no en la pasarela.

En cualquier caso felicito al autor o autora -al final va a ser una mujer- y otro día con más tiempo hablaré de los tacones, tema que parece una frivolidad dada la situación económica pero que está ahí.

Un abrazo a todas las mujeres reales.

Gracias a Pink Ribbon por aclarar el tema.

Texto de Vargas Llosa homenaje a la mujer real

  Me ha llegado a través de Esther Pardiñas este delicioso texto en el que las mujeres sí nos sentimos reconocidas:

Todas las flores del desierto están cerca de la luz.

Todas las mujeres bellas son las que yo he visto, las que andan por la calle con abrigos largos y minifaldas, las que huelen a limpio y sonríen cuando las miran. Sin medidas perfectas, sin tacones de vértigo.. Las mujeres más bellas esperan el autobús de mi barrio o se compran bolsos en tiendas de saldo. Se pintan los ojos como les gusta y los labios de carmín de chino.

Las flores del desierto son las mujeres que tienen sonrisas en los ojos, que te acarician las manos cuando estás triste, que pierden las llaves al fondo del abrigo, las que cenan pizza en grupos de amigos y lloran sólo con unos pocos, las que se lavan el pelo y lo secan al viento.

Las bellezas reales son las que toman cerveza y no miden cuántas patatas han comido, las que se sientan en bancos del parque con bolsas de pipas, las que acarician con ternura a los perros que se acercan a olerlas. Las preciosas damas de chándal de domingo. Las que huelen a mora y a caramelos de regaliz.

Las mujeres hermosas no salen en revistas, las ojean en el médico, y esperan al novio, ilusionadas, con vestidos de fresas. Y se ríen libres de los chistes de la tele, y se tragan el fútbol a cambio de un beso.

Las mujeres normales derrochan belleza, no glamour, desgastan las sonrisas mirando a los ojos, y cruzan las piernas y arquean la espalda. Salen en las fotos rodeadas de gente sin retoques, riéndose a carcajadas, abrazando a los suyos con la felicidad embotellada de los grandes grupos.

Las mujeres normales son las auténticas bellezas, sin gomas ni lápices. Las flores del desierto son las que están a tu lado. Las que te aman y las que amamos. Sólo hay que saber mirar más allá del tipazo, de los ojazos, de las piernas torneadas, de los pechos de vértigo. Efímeros adornos, vestigios del tiempo, enemigos de la forma y enemigos del alma. Vértigo de divas y llanto de princesas.

La verdadera belleza está en las arrugas de la felicidad...

Vargas Llosa


 

A Jorge Villalmanzo, a Bernardo Cuesta y a Marisa Medina

Cuando desaparecen los poetas se agota el huerto de sus poemas.

 Ya no se cosechan versos

 y nuestro corazón se puebla de malas hierbas.

"Siempre nos quedaran sus versos",

frase tan manida,

versos que son insuficientes para anular tanta tristeza.

Pero ahí están, esperando,

a que los ojos los despierten

de la oscuridad del libro cerrado

y los devuelvan a la luz de unos labios

que los lancen al viento renacidos.

Más enlaces de decoración y manualidades

 

Aquí he descubierto los washi tapes y materiales imprimibles que andan por la red: etiquetas, marcos, etc. Interesante.

http://www.facilysencillo.es/p/free-printables.html

 

y el furoshiki, que nos sirve para envolver regalos de forma artística en esta web, así como una idea para los zapatos de los niños que se quedan pequeños. Me parece encantadora y no tiene nombre japonés.

www.micestademimbre.com

 Y en esta página, en la que aparecen miles de ideas para realizar manualidades con materiales reciclados, todas ellas muy interesantes, una de ellas me ha cautivado especialmente: grabado con bandeja de poliestireno. El resultado es increíble:

http://compartetusecoideas.blogspot.com.es/2010/01/para-los-peques-estampando-con-sellos.html

 En esta página, siguiendo el enlace se puede llegar a la de la autora, que tiene hecha una caja con bandejas de poliestireno preciosa.

Antes de que se me olvide, otra técnica con nombre japonés: amigurumi, que consiste en hacer muñecos de ganchillo, igual tejen un pájaro que un cactus o una seta. A mí ya me parece de nota.

No tienen motivos

Acabo de escuchar en televisión al consejero de educación de Castilla y Leon diciendo que respeta (¡faltaría más!) a los estudiantes que se manifiestan ante los recortes educativos pero que no tienen motivos para hacerlo. ¡QUÉ FUERTE!

  • No tener calefacción o que sea insuficiente
  • Que los secretarios de los centros no tengan dinero suficiente para pagar la luz o que tengan que suprimir ascensores o cobrar las fotocopais a los alumnos
  • Que se hayan suprimido programas de diversificacion curricular para los alumnos con dificultades para obtener el título en educación secundaria

Estos, y otros muchos más, no parecen ser motivos de peso para que los alumnos protesten.

Y encima tenemos una nueva reforma educativa en ciernes, la enésima, que debe llevarse a cabo a coste cero, claro.

Pues nada, se quejan de vicio.

 

Por fin un calendario de vacunación único

Parece que la cordura va entrando, aunque sea con cuentagotas, y por fin hoy se ha anunciado que habrá un calendario de vacunación único, y que se comprarán las vacunas de forma centralizada para que sean más económicas. Lo que no es de recibo es que en cada comunidad se vacune en fechas distintas, que por nacer en una comunidad tengas derecho a una vacuna de meningitis gratuita y en otra la tengas que pagar.

Profesores, horario y el valor de la educación

  Reproduzco aquí una carta publicada en el Diario Montañés, me temo a que a gran parte de la sociedad no le importa esto, pero a los docentes sólo nos queda el recurso de la pataleta.

Profesores, horario y el valor de la educación

Los profesores de enseñanza media no trabajamos 18 horas. El horario oficial consta de 27 horas semanales de permanen­cia en el centro. Además del aula, se recibe a padres, se ce­lebran reuniones de coordina­ción, se cubren ausencias me­diante guardias, se realizan la­bores de tutoría, etc.

Las clases y los exámenes no surgen por arte de magia. La corrección de tareas diarias o semanales, la revisión de cua­dernos, la preparación de cla­ses, de exámenes y su corres­pondiente corrección puede ocupar una media de tres ho­ras diarias en casa —digo media, habrá días de seis y días de dos— calculando solo de lunes a vier­nes. Eso supone un trabajo se­manal total de 42. Con evalua­ciones o claustros pueden lle­gar a 50 ó 55. Añadamos que no pocos profesores reciben a padres de alumnos fuera de ho­rario para facilitarles la visita por problemas laborales. En­tre 14.30 y 20.00. Es decir, fue­ra del horario oficial. Y que no pocos realizan voluntariamen­te exámenes vespertinos para que los alumnos dispongan de más tiempo y estén menos presionados por el apretado horario matutino. Sin contar los cursos de actualización pe­dagógica a los que se asiste, siempre en horas extra.

No es cierto que a partir del próximo curso vayamos a tra­bajar dos horas más. Eso en rea­lidad supone un grupo o dos más, de 30 ó 35 alumnos cada uno. Por tanto, más que prepa­rar, más que corregir, más que evaluar. Podríamos llegar de 47 a 60 horas semanales de tra­bajo. Todo se debe a que nos consideran vagos y privilegia­dos. Y a que van a echar a la ca­lle a cientos de interinos. Pero mi oposición no es un privile­gio. Y mis estudios, mi cono­cimiento, mi experiencia y mi tiempo valen mucho dinero. Y, si no, por lo menos merecen aprecio y valoración por parte de la sociedad cuyos hijos edu­camos. Si esa sociedad y sus au­toridades no valoran la educa­ción, la cultura y la ciencia de un país, ¿por qué y para qué va­mos a valorarlos nosotros? No lo fíen a nuestra vocación. Lo que es la mía no abarca tanto. Señores, a partir de ahora se acabó dedicar un minuto más fuera del horario firmado.

ANA GÓMEZ, PROFESORA DEL IES JOSÉ MARÍA PEREDA

El Diario Montañés, 21 de febrero de 2012

 

 

Bernardo Cuesta, poeta, in memorian

 

Fui afortunada al cruzar algunas palabras con este poeta sencillo y afable. Mientras otros escritores con muchos menos méritos miraban por encima del hombro a una advenediza que se iniciaba públicamente en la escritura él siempre tuvo gestos y frases de ánimo sincero. Nunca hizo ostentación de su larga trayectoria literaria ni de su indiscutible calidad como poeta. Resulta doloroso pensar que no volveré a verlo en la feria del libro ni en la presentación de un nuevo libro, pero como ocurre con los artistas, nos queda su obra y a ella podemos regresar siempre que deseemos abrazar su recuerdo y vestirlo de versos.

PARA LOS FUNCIONARIOS Y PARA LOS QUE NOS DESPRECIAN

ESTE TEXTO NO ES MÍO, ME HA LLEGADO A TRAVÉS DE INTERNET, PERO ME SOLIDARIZO AL 100% CON LO QUE DENUNCIA Y ME PERMITO LA LIBERTAD DE PUBLICARLO.

"Asunto: PARA LOS FUNCIONARIOS -  ¡¡ QUE RULE QUE RULEEE ¡¡¡   Os reenvío un artículo redactado por un funcionario. Difícilmente se puede expresar mejor la situación actual. Un saludo.

Resulta que en la década prodigiosa del pelotazo, cuando media España se lo llevaba caliente a casa, cuando un encofrador sin estudios se embolsaba tres mil euros, cuando hasta el último garrulo montaba una constructora y en connivencia con un par de concejales se forraba sin cuento, cuando un gañán que no sabía levantar tres ladrillos a derechas se paseaba en Audi, los funcionarios aguantaban y penaban. Nadie se acordaba de ellos. Eran los parias, los que hacían números para cuadrar su hipoteca, hacer la compra en el Carrefour y llegar a fin de mes, porque un nutrido grupo de compatriotas se estaba haciendo de oro inflando el globo de la economía hasta llegar a lo que ahora hemos llegado.

Y ahora que el asunto explota y se viene abajo, la culpa del desmadre es de los funcionarios. Los alcaldes, diputados y senadores que gobiernan la cosa pública a cambio de una buena morterada no son responsables de nada y nos apuntan directamente a nosotros: somos demasiados, hay que ultracongelarnos, somos poco productivos. Los responsables bancarios que prestaron dinero a quienes sabían que no podrían devolverlo tampoco se dan por aludidos. Todos los intermediarios inmobiliarios, especuladores, amigos de alcalde y compañeros de partida de casino del diputado provincial no tenían noticia del asunto. Nosotros sí. Como diría José Mota: Ellos? No. Nosotros? Si. Siendo así que ellos? No. Por tanto, nosotros? Si.

La culpa, según estos preclaros adalides de la estupidez, es del juez, abogado del estado, inspector de hacienda, administrador civil del estado que, en lugar de dedicarse a la especulación inmobiliaria a toca teja, ha estado cinco o seis años recluido en su habitación, pálido como un vampiro, con menos vida social que una rata de laboratorio y tanto sexo como un chotacabras, para preparar unas oposiciones monstruosas y de resultado siempre incierto, precedidas, como no podía ser de otra forma, de otros cinco arduos años de carrera. Del profesor que ha sorteado destinos en pueblos que no aparecen en el mapa para meter en vereda a benjamines que hacen lo que les sale de los genitales porque sus progenitores han abdicado de sus responsabilidades. Del auxiliar administrativo del Estado natural de Écija y destinado en Barcelona que con un sueldo de 1000 euros paga un alquiler mensual de 700 y soporta estoicamente que un taxista que gana 3000 le diga joder, que suerte, funcionario.

La culpa es nuestra. A poco que nos descuidemos nosotros los funcionarios seremos el chivo expiatorio de toda una caterva de inútiles, vividores, mangantes, políticos semianalfabetos, altos cargos de nombramiento digital, truhanes, pícaros, periodistas ganapanes y economistas de a verlas venir que sabían perfectamente que el asunto tarde o temprano tenía que petar, pero que aprovecharon a fondo el momento al grito de mientras dure dura! y que ahora, con esa autoridad que da tener un rostro a prueba de bomba, se pasan al otro lado del río y no sólo tienen recetas para arreglar lo que ellos mismo ayudaron a estropear, sino que, además, han llegado a la conclusión de que los culpables son... tachan...los funcionarios.

Soy funcionario. Y además bastante recalcitrante: tengo cinco títulos distintos. Ganados compitiendo en buena lid contra miles de candidatos. ¿Y saben qué? No me avergüenzo de nada. No debo nada a nadie (sólo a mi familia, maestros y profesores). No tengo que pedir perdón. No me tocó la lotería. No gané el premio gordo en una tómbola. No me expropiaron una finca. No me nombraron alto cargo, director provincial ni vocal asesor por agitar un carnet político que nunca he tenido.

Aprobé frente a tribunales formados por ceñudos señores a los que no conocía de nada. En buena lid: sin concejal proclive, pariente político, mano protectora ni favor de amigo. Después de muchas noches de desvelos, angustias y desvaríos y con la sola e inestimable compañía de mis santos cojones. Como tantos y tantos compañeros anónimos repartidos por toda España a los que ahora algunos mendaces quieren convertir, por arte de birli-birloque, en culpables de la crisis.

Amigos funcionarios, estamos rodeados de gente muy tonta y muy hija de puta.

PD. Si alguien, en cualquier contexto, os reprocha -como es frecuente- vuestra condición de funcionario os propongo el refinado argumento que yo utilizo en estos casos, en memoria del gran Fernando Fernán-Gómez: váyase usted a la mierda, hombre, a la puta mierda."

Carlos bolinaga presenta su nuevo libro

Uno de nuestros tertulianos presenta un nuevo libro coincidiendo con estas fechas navideñas, Carlos bolinaga. La cita será:

El jueves 29 de diciembre, a las 20 horas, en la sala Polisón, del Teatro Principal, presentará su nuevo libro "Cuentos de palabras".
 
Le acompañarán:
Miriam Fernández Lara (mi hija, como ilustradora)
Felix Alonso Camarero, escritor
Fernando Arahuetes, pintor
Esteban Arrabal, músico

Desde aquí le envío  un fuerte abrazo.

ENLACES DE INTERES PARA LA PIZARRA DIGITAL

Enseñar en la ESO: MATERIA, CAMBIOS DE ESTADO, TABLA PERIÓDICA, ETC:

http://concurso.cnice.mec.es/cnice2005/93_iniciación_interactiva_materia/curso/index.html

Animaciones para ciencias de la tierra, geografía, geología, etc.

http://bioygeo.info/animacionesCTM2.htm

RECURSOS EDUCATIVOS DEL MEC EN GENERALÇ

http://www.ite.educacion.es/es/recursos

 

continuara...

Sale un nuevo Caleidoscopio

Son 28 Páginas con texto de veinticuatro autoras y autores las que se ofrecen a los lectores burgaleses y a los que acudan a los puntos de distribución habituales: bibliotecas, centros culturales, bares con tradición literaria, etc. en el nuevo número de Caleidoscopio.

Dado el momento actual constituye un verdadero milagro que una revista literaria sobreviva y, además, muy dignamente. El número de colaboradores se ha incrementado con el tiempo y el diseño también se ha ido puliendo y mejorando con los años.

Aunque ya no participo en su elaboración, por falta de tiempo no de ganas, me siento orgullosa y contenta del crecimiento y desarrollo de esta revista, que nació con muy pocos medios pero con mucha ilusión.

Un abrazo caleidoscópico a todos y Feliz 2012.