Blogia
anamayoral

Libros olvidados

Una noticia televisiva me recuerda aquel lugar mágico: El cementerio de los libros olvidados que aparecía en la novela La sombra del viento. Una cadena hotelera guarda los libros que los huéspedes olvidan -de manera deliberada o por descuido- en las habitaciones. Como es lógico, sus títulos coinciden con los más vendidos del momento. Los recogen y ofrecen a los clientes, o bien los donan. Ese es el destino de los libros sin dueño.

El otro día fui testigo de un acto de bookcrossing: un hombre dejó en el banco de un parque un ejemplar de una novela de Mary Higgins Clark. "Se ha olvidado el libro", le grité cuando se marchaba. "No", me contestó sonriendo. "Lo he dejado para otra persona".

No me atreví a cogerlo. Pero de lo que me arrepiento es de no haberme quedado para observar quién sería su futuro lector, cómo lo descubriría y cómo se lo llevaría. Ahora la historia se ha quedado incompleta y sólo me resta imaginar lo sucedido, que también tiene sus ventajas.

 Los libros guardan secretos y sus lectores muchos más. Nuestra imaginación puede transformar un hecho sencillo en un fenómeno mágico, plagado de misterio. ¿Cómo son las vidas de los que olvidan y de los que encuentran? ¿Qué ocurriría si supieran unos de los otros?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres