Blogia
anamayoral

Nunca lo había pensado (II)

...Sólo era consciente de que tenía que callar para que nadie me denunciase. Sé que a ustedes les sorprenderá esto, como le sorprendió a la joven blanca que vino al poblado y me visitó. Cuando la intérprete le explicó porqué estaba allí se dejó caer en el suelo y comenzó a llorar, murmurando entre sollozos palabras que yo no entendía, pero supe que sufría por mí y eso me reconfortó de algún modo. A través de la intérprete averigüé que en su país hubieran metido en la cárcel al hombre, no a la mujer, que la mujer es la víctima. Me dijo que todo era culpa de mi religión llevada a un extremo inconcebible.

Yo esperaba la lapidación, como quien espera a cambio de dolor que su vida sea buena. Así me liberaría del hambre, de la enfermedad, de la  visión de mis hijos muertos. Ella esperaba salvarme contando esta historia a otras gentes, dijo que era periodista.

Me preguntó como me gustaría que fuera un gobierno y contesté que primero debería quitar a ese dios que odiaba a las mujeres y las culpaba de las faltas de los hombres; que nos dejara vivir con nuestros dioses de la naturaleza, los que adoraban nuestros padres, nuestros abuelos; que expulsara a esos otros hombres que nos robaron nuestra tierra y se llevan nuestra riqueza; que se preocupara de sanar nuestras enfermedades en lugar de comprar armas y de reclutar niños soldado. Todo ello para regresar a lo que fuimos antes, seres que vivíamos sin adelantos tecnológicos pero con el alma pura de los niños.

 

PD Sigue ocurriendo, aunque no salga en las noticias.No nos olvidemos de los pueblos y las gentes que sufren porque ya no llenan los telediarios.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres