Blogia
anamayoral

UN GRITO DE AMOR DESDE EL CENTRO DEL MUNDO

Este es el título de la novela de Kyoichi Katayama. Por suerte, me ha dado por la lectura de autores japoneses actuales, y digo por suerte porque hasta ahora no me han decepcionado.

Hay libros que sencillamente emocionan. Libros que estremecen todos los tejidos de nuestro cuerpo sin caer en el sentimentalismo fácil. Y además están muy bien escritos. Un grito de amor desde el centro del mundo es uno de ellos. Los protagonistas de la historia son una pareja de adolescentes. Es apta tanto para adultos como para los propios adolescentes. La dureza del drama que sacude a los protagonistas, como uno de los tifones que de vez en cuando visitan Japón, no obstaculiza que los jóvenes se detengan en esta novela. Los protagonistas son dos personas responsables con sus estudios, que se divierten, pero sanamente, como muchos jóvenes de nuestra sociedad que a golpe de medios de comunicación nos quiere imponer la imagen de que todos los adolescentes viven rodeados de drogas, violencia y carentes de objetivos para su vida. Estos estudiantes no son adictos al botellón ni carecen de valores. Es esta una novela de amor, de amor con mayúsculas. Un amor que no sólo impregna a Sakutarô, el protagonista masculino, sino que irónicamente y de un modo similar también condicionó la vida del abuelo del muchacho. Son los amores de nieto y abuelo los que les unen de una forma extraña y definitiva, además de un secreto terrible, que alcanzará al nieto como lo hizo en el pasado con el abuelo.

Es importante destacar que en el libro aparecen reseñas literarias, citas de lecturas que hacen los protagonistas y que nos introducen en la literatura japonesa. Pero son los diálogos entre Sakutarô y su novia Aki, así como los que se dan entre abuelo y nieto los que tienen un valor inesperado. Sobre todo los de los adolescentes, en los que Aki se plantea muchas cuestiones sobre el más allá y la muerte. Recojo algunas de ellas como muestra a continuación:

Dice Aki a Sakutarô :

"- No sé. A mí me da la sensación de que el otro mundo es algo que nos hemos inventado porque nos conviene. ¿A ti no?"

Dice el abuelo a su nieto Sakutarô:

"- Si se inventara una máquina que permitiera hablar sin problemas con los muertos quizás seríamos peores de lo que somos"

En resumen se trata de una novela que reflexiona sobre un tema tabú, la muerte, sobre todo durante la adolescencia y la juventud en la que pensamos que viviremos siempre, y es una gran lección de amor.  No os la perdáis.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres